Cómo construir viviendas económicas y resistentes a sismos

Según el informe de Índice de Riesgo de las Ciudades (2015 – 2025) del mercado inglés de seguros Lloyd´s, en Londres, Lima es la capital con mayor amenaza de pérdidas económicas ante terremotos. El estudio eligió a las 301 urbes más importantes del mundo, con una población superior a tres millones de habitantes y nuestra capital lideró el top de ciudades en riesgo, con un estimado de pérdidas económicas de 35,5 millones de dólares.


El Perú es de los países más propensos a movimientos telúricos debido a su ubicación en el Círculo de Fuego del Océano Pacífico, zona que concentra el 85% de la actividad sísmica del mundo. Por ello, en lo que va del año, se han registrado alrededor de 203 sismos en distintos puntos del territorio peruano, según el Instituto Geofísico del Perú (IGP).


Esto ha motivado a especialistas en construcción a desarrollar materiales más seguros para la edificación de casas que puedan resistir a los constantes movimientos de tierra. Para Jaime Coronel, arquitecto especialista en construcción de Eternit, el sistema de Drywall garantiza la protección de las viviendas, gracias a sus componentes que lo hacen liviano, resistente al fuego, térmico, acústico y sismo resistente. “El uso del drywall ha ido ganando popularidad, por ser una alternativa segura y económica. Se trata de un sistema compuesto por perfiles metálicos unidos por tornillos y revestidos por placas de fibrocemento, que se instala de manera limpia, rápida e ideal para edificaciones antisísmicas. Además, este material es utilizado en países altamente sísmicos como Japón y Chile, debido a su comprobada resistencia”, afirmó Coronel.


¿POR QUÉ CONSTRUIR CON DRYWALL?


Según el experto, algunas de las principales características que hacen al drywall ideal para las construcciones en nuestro país son la flexibilidad, ya que a diferencia del ladrillo y cemento, este material no es rígido, por lo que se mueve con el sismo y luego vuelve a su posición original sin desplomarse. Asimismo, no deja de ser firme y liviano, pues pesa 10 veces menos que una construcción tradicional (30 Kg/m2 vs. 300 kg/m2) que representa el ladrillo. Ante un sismo, se calcula la masa desplazada, es decir, a mayor masa, mayores riesgos. De igual forma, el peligro de un posible desplome del muro y daños personales se minimizan.


“El Ministerio de Vivienda estimó que ante un escenario de sismo, al menos 250 mil viviendas se derrumbarían y los distritos más afectados serían Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, Chosica, Callao, Rimac, La Victoria, Cercado de Lima, Ate, entre otros. Por ello, es importante considerar las construcciones con materiales que además de ser resistentes, se ajusten al presupuesto del propietario, el sistema drywall es muy popular en todo el mundo, porque alcanza elevados estándares de calidad y cumple las exigencias normativas, además de ser económico”, explicó el ingeniero Coronel.