¿Quieres impermeabilizar tu muro Superboard, pero no sabes cómo?

Es necesario saber que los impermeabilizantes para muros son productos perfectos para evitar la presencia o propagación de humedad, principalmente en el exterior de muros o fachadas lisas de fibrocemento como Superboard.

Asimismo, debemos tener claro que el impermeabilizante se puede usar también para proteger muros pintados, ya que su terminación transparente no afecta los colores de base.

La pintura impermeabilizante para muros es un producto desarrollado a partir de resinas acrílicas en una base acuosa y por su composición se traduce en una capa translúcida que no afecta la calidad o color del material donde se emplea. En sí, sus características permiten una absorción y sellado efectivo en el muro en que se aplica, siendo un gran protector contra la humedad y otros factores ambientales.

A continuación, te detallamos algunas características y ventajas de los impermeabilizantes para muros:

  1. Es un producto de fácil aplicación.
  2. A diferencia del bloqueador de humedad: se puede aplicar sobre muros pintados, siempre y cuando la pintura se encuentre en perfecto estado (no descascarada).
  3. Es apto para ser usado sobre muros secos o con cualquier grado de humedad (en los que su causa no son fugas de agua).
  4. Ideal para utilizar en el exterior, ya que posee excelente protección y resistencia a los rayos UV y agentes del medio ambiente.
  5. Posee propiedades fungicidas que evitan la aparición de microorganismos en los muros.
  6. No requiere ser diluido para su aplicación.

Entonces, ya teniendo un panorama más amplio ¿Cómo aplicamos impermeabilizantes en paredes de Multiplaca o Superboard?

Antes de realizar la aplicación de impermeabilizante es necesario contar con los siguientes materiales.

  1. Bandeja para pintura (especialmente para pintura con rodillo).
  2. Brocha o rodillo.
  3. Plásticos o papel de diario para proteger las superficies o elementos que puedan ser manchados durante el trabajo.
  4. Cinta Maskintape

Se debe tener en cuentas estas consideraciones:

Limpiar la superficie: La superficie debe encontrarse libre de impurezas. La limpieza de las superficies es clave para la penetración del producto. Se debe tener en cuenta que es muy importante el retiro de hongos y sales superficiales.

Para la eliminación de hongos: Se puede usar una solución de cloro al 25% (1 parte de cloro por 3 de agua), que puede aplicarse con un paño, rociador o escobilla. Se debe dejar actuar por 30 a 45 minutos para luego lavar con agua.

Las sales se eliminan con una hidrolavadora: Si las condiciones del tiempo son buenas, en 1 hora estará seco al tacto, y en 8 horas se puede aplicar una segunda mano.

Por último, sigue las recomendaciones del fabricante:

  1. Evita el contacto del producto con los ojos, piel y ropa. Se recomienda emplear gafas, mascarilla y guantes.
  2. No ingerir o beber el líquido impermeabilizante para muros.
  3. Trabaja en ambientes ventilados.
  4. Dejar fuera del alcance de niños o mascotas.
  5. No es un producto tóxico si se usa en forma adecuada y para lo que está especificado.
  6. Almacenar a temperaturas entre 5 y 35 °C máximo un año (dependiendo del fabricante) bien tapado, en su envase original, bajo techo, en un lugar fresco, ventilado y seco.
  7. El producto no puede ser almacenado en cercanías de fuentes de ignición, tales como: equipos de soldadura, eléctricos, generadores de vapor, etc.